la reencarnacion

La reencarnación como ley del progreso espiritual

Si hay un tema que a todos los humanos nos fascina es qué pasará una vez abandonemos nuestro cuerpo material y pasemos al plano espiritual.

La reencarnación podemos definirla como una ley de progreso espiritual que debe producirse para que nuestro espíritu consiga ser un espíritu perfecto.

Debemos asumir que la reencarnación está impuesta por nuestro creador con el fin de expiar nuestras malas acciones, ayudar a otros espíritus menos perfectos o como misión en el plano corpóreo.

El regreso a la vida corporal puede ser de forma inmediata o no, todo depende de nuestras intenciones o de una imposición superior que nos ayude en el aprendizaje.

 

¿Cuáles son los objetivos de la reencarnación?

La mayoría puede pensar que nuestro planeta es el único del universo donde existe vida terrenal. Pero no es más que una afirmación de los seres humanos egoístas, que creen que son el centro del universo, cuando en realidad somos un pequeño átomo en un espacio infinito.

El renacimiento o paso a otra vida corporal, no debe plantearse obligatoriamente como reencarnar de nuevo en este planeta tierra, pues existen otros mundos más evolucionados donde no existen las guerras, los asesinatos o la contaminación, se puede decir que tienen otro tipo de consciencia.

Tampoco hay que dar por hecho que iremos a otros planetas más evolucionados, pues el Planeta Tierra es un mundo donde pondremos a prueba nuestros conocimientos espirituales y el creador nos puede invitar a pasar de nuevo por él, pero siempre con la experiencia inicial ya adquirida.

Por tanto, debemos asumir que, si en esta vida tenemos riquezas, poder y una buena situación social, no evitará que en la siguiente vida seamos pobres o que crezcamos en otro ambiente de incultura.

La finalidad de la reencarnación al final al cabo es el aprendizaje y la expiación de nuestras malas acciones.

 

El libre albedrío para entender la reencarnación

Los espíritus fuimos creados con total libertad para elegir nuestro camino, que puede ser el del bien ayudando a los demás con nuestras buenas acciones o eligiendo el mal.

Las consecuencias de nuestras decisiones son las que nos hacen evolucionar y nos convierten en espíritus perfectos.

¿Qué ocurre si nos ha quedado algo pendiente en el planeta tierra?, podría ser una pregunta habitual, pero depende de tus intenciones. Si es con el objetivo de ayudar a alguna persona, o como compensación por el mal que le has practicado, es posible que se escuche tu petición.

Así que, podremos elegir una nueva misión siempre que nos lo autoricen y con la finalidad de evolucionar, pero nunca con un objetivo material.

En el caso de que ya no tengamos nada nuevo que aprender en el mundo actual, progresaremos hasta otro tipo de existencias corporales. Y así sucesivamente hasta alcanzar la perfección espiritual.

 

Esta es la explicación de la reencarnación según la doctrina espirita, pero no debemos dar por hecho todo. Al final al cabo no lo sabremos con exactitud hasta que nos toque a nosotros. Si tienes alguna duda contáctame. Te espero.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.